jueves, 2 de mayo de 2013



Mi camino no pasa delante de tu casa
Delante de la casa de nadie pasa

Aún así me desvío de mi vereda
(¡Y más en primavera!)
Aun así entre la gente yerro,
como a la luz de la luna un perro.

¡Huésped esperada en todos lados!
¡Conmigo nadie concilia el sueño!
Con el abuelo juego a los dados
Y canto canciones - con el nieto.

No provoco los celos de las mujeres:
Soy - una voz y una mirada.
Y no he tenido pretendientes
que me hayan puesto casa.

Señores comerciantes, me río
de los regalos vuestros, jamás solicitados.
Y por las noches yo misma erijo
puentes y palacios.

(¡No oigas las palabras que pronuncio!)
¡Son vanas palabras - de mujer!
Yo misma siempre, al amanecer,
mis creaciones desayuno.
¿Qué más da si mansiones o gavillas de paja?
Mi camino no pasa por delante de tu casa

14 de mayo de 1920




Fuente:
Poesías / Marina Tsvetáieva; tr. de Selma Ancira y Francisco Segovia. 1a ed. Moscú: [Libro autográfo], 1920.

Imagen:
Maisons au bord d'une route de Paul Cezanne. Pintura. Francia, 1881.

0 comentarios:

Publicar un comentario