sábado, 21 de septiembre de 2013




Me llevan por el Paraíso en barca por un río del Infierno:
Fantasma exquisito, es de noche.
El remo es un corazón que rompe las olas de porcelana…

Soy todo lo que perdiste. No me perdonarás.
Mi recuerdo sigue interponiéndose en tu historia.
No hay nada que perdonar. No me perdonarás.
Escondí mi dolor, incluso de mí mismo; sólo a mí mismo
[lo revelé.

Hay que perdonarlo todo. No puedes perdonarme.
Sí al menos hubieras podido ser mía de algún modo

¿qué no habría sido posible en este mundo?





Fuente:
Shalimar el Payaso / Salman Rushdie. 1a ed. México: Debolsillo, 2007

0 comentarios:

Publicar un comentario