jueves, 3 de enero de 2013



Se mojó la mano en el mar.
Se volvió azul, la mano.
Le gustó.
Se zambulló desnuda en el mar.
Se volvió azul.
Azules también su voz y su silencio.
La mujer azul.
Todos la admiraron.
Nadie la amó.




Fuente:
Testimonios II y III / Yannis Ritsos. 1a ed. Barcelona: Icaria, 2007

Pintura:
Elena en la cala de San Vicente de Joaquín Sorolla. Pintura. Mallorca, España, 1919

2 comentarios:

  1. Que generoso eres con tus spots. ¡Gracias por publicar!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por detenerte un segundo en este blog y hacer estas lectura también tuyas.

      Eliminar