jueves, 27 de diciembre de 2012



La tierra es una cárcel,
y los cielos guardan las estrellas fugaces.
Huye,
entra en el trono del
amor,
pues la muerte es una criatura,
y tu lugar es el desierto.
Tu secreto se ha difundido,
y la duración de tu tiempo surge de una rosa.
Visitarás un istmo
y serás aniquilado,
mas tu alma permanecerá indescifrable.

0 comentarios:

Publicar un comentario